lunes, 7 de septiembre de 2009

Personajes de mi pueblo


Constancia de Nombramiento del Poeta Guevara como Prefecto de Veguitas

Presentación


La historia de Barinas se recrea y escribe a través de sus habitantes. En la ciudad hay, cultores, poetas, escritores, historiadores, músicos, panaderos, carpinteros, militares, promotores culturales, albañiles, ebanistas, enfermeros, maestras, médicos, curanderos, locutores, agricultores….Con el transcurrir del tiempo, se ha ido modificando el contexto paisajístico barinés por el progreso, acción esta que ha transformado en forma vertiginosa a Barinas, pero aún hoy, la ciudad sigue ofreciendo esos personajes que contribuyen al fortalecimiento de la identidad cultural propia de cada comunidad. Algunos de ellos poseen algo especial en sus gestos, en sus actitudes que de alguna manera identifican su tierra y hasta le proporcionan un toque de magia a la ciudad. No es necesario buscar demasiado, con sólo adentrarse en las calles, en los barrios y observar, van aflorando esos seres tan especiales que son merecedores de publicaciones exclusivas por la riqueza espiritual y anecdótica de sus vidas que los diferencian de los demás. Otros, mediante significativas expresiones han logrado ganarse el cariño de la gente, todos ellos merecen nuestra atención y desde hoy sus vidas enriquecerán este espacio que saldrá al público todos los domingos.

Don José Magdaleno Guevara

El poeta que le escribe a la mujer, al llano y a la Patria.

Bautizó con agua del río Boconò recogida un viernes santo, al Presidente Hugo Rafael Chávez

El poeta Guevara. Así lo llaman todos... De humilde origen campesino, en cuyas venas circula la sangre venerable de nuestros antepasados y en su espíritu llanero brilla el fuego que acompaña a los nativos luchadores de estas tierras. Don José Magdaleno Guevara, ejemplar líder campesino, nació el 28 de febrero de 1918, en el municipio Sucre, Distrito Girardot del estado Cojedes, entre el límite de los estados Cojedes y Portuguesa. Estudió sólo hasta el primer grado en el ejército, pues, desde niño trabajó en las faenas del llano, después que salió de la milicia estudió por su cuenta, compraba libros y los aprendía. Su madre fue María Nicolasa Guevara y su padre Juan León Moreno. Felizmente casado durante 56 años con Juana Luque de Guevara con quien procreó un hijo, Manuel Guevara.

De Cojedes para Barinas. Muy joven, ante las inclemencias de la pobreza y no teniendo más que su fuerza de trabajo para sobrevivir, emigró para el estado Barinas en busca de nuevas oportunidades, donde trabajó como, becerrero, ordeñador, quesero, mayordomo, jalador de machete, agricultor, carpintero, amansador de bestia, militar, sirvió como ecónomo en el cuartel, fue arreador de ganado y de cochinos. Asimismo, ejerció como policía, comisario y prefecto. Desempeñó además los cargos de Presidente de la Junta Electoral, Presidente de la Junta Municipal, Recaudador de Rentas Municipales en Sabaneta, Presidente de Acción Social y Presidente del Tribunal Disciplinario. Fue miembro durante siete años de la Federación Campesina, alternando con dirigentes sindicales de experiencia e iniciándose en la ardua lucha por conseguir los beneficios sociales, el derecho a una vida justa y digna para todos los campesinos de la region. Participò como comisionado en tres Convenciones Nacionales Agrarias en las ciudades de Caracas, Valencia y Barquisimeto. En el año 1977 fue nombrado Alcalde del Municipio Rodríguez Domínguez (Veguita) del Distrito Alberto Arvelo Torrealba.

Trovador del camino. La soledad le permitió conocer el placer de escribir, así lo expresa el poeta Guevara quien inspirado en sus recuerdos le escribe a la mujer, al llano, a la patria y así mismo. Cómo queriendo perpetuar su vida a través de la palabra para que no lo olviden. Así es, como durante años ha sido admirado y reconocido por las mujeres, que al escuchar su cadenciosa voz en los cantos de arreo, lo asediaban clamando su nombre, ¡ahí viene joseito, ahí viene joseito! razón ésta que le permitió componer un poema titulado Cambio de mi nombre por causa de las mujeres.

Su gran pasión, los libros. En un antiguo baúl guarda algunos libros que lo han acompañado en su vida: Mar de Leva, Lucha de Clases, Derechos de la América del Sur y México, Ahora que Creo en Cristo, Venezuela Heroica, Moral y Cívica, Federación Campesina de Venezuela, entre otros.

Padrino del Presidente de la República. Recuerda con orgullo cuando bautizó al presidente con agua del río Boconò recogida un viernes santo por petición de su gran amigo el maestro Chávez y doña Elena Frías, quienes fueron a buscarlo a los Rastrojos en Sabaneta de Barinas. Cuando le echó el agua al niño en la frente, este arrugó las manos y él le dijo: hágase un hombre para que defienda a su Patria. Lamenta estar mal de salud, sino fuera así, está seguro que acompañaría al presidente como soldado. Conversó con Chávez en Santa Inés en el año 2006 y el mandatario lo presentó al pueblo diciendo: ¡este es mi padrino, este es mi padrino! y cuenta que oyó cuando el comandante encargó a sus asistentes para que planificaran un viaje a Miraflores y lo llevaran. Todavía espera con anhelo que le cumplan este sueño: visitar a su ahijado antes de partir de esta tierra, pues siente que su hora está muy cerca.

Hoy, a la edad de 91 años con el espiritu y la lucidez de un joven es coordinador de cultura de la Asociaciòn de la Tercera Edad del Barrio Altamira y luchando contra dolencias en las piernas, acompaña al grupo musical Cuerdas del Boconò por todas las comunidades. Nada recibiò ni pretendiò recibir a cambio, y vive pobremente en el callejòn San José de la Candelaria, con una pequeña pension que le regateò durante años a la burocracia .

No hay comentarios:

Publicar un comentario