lunes, 7 de septiembre de 2009

Personajes de mi pueblo


Constancia de Nombramiento del Poeta Guevara como Prefecto de Veguitas

Presentación


La historia de Barinas se recrea y escribe a través de sus habitantes. En la ciudad hay, cultores, poetas, escritores, historiadores, músicos, panaderos, carpinteros, militares, promotores culturales, albañiles, ebanistas, enfermeros, maestras, médicos, curanderos, locutores, agricultores….Con el transcurrir del tiempo, se ha ido modificando el contexto paisajístico barinés por el progreso, acción esta que ha transformado en forma vertiginosa a Barinas, pero aún hoy, la ciudad sigue ofreciendo esos personajes que contribuyen al fortalecimiento de la identidad cultural propia de cada comunidad. Algunos de ellos poseen algo especial en sus gestos, en sus actitudes que de alguna manera identifican su tierra y hasta le proporcionan un toque de magia a la ciudad. No es necesario buscar demasiado, con sólo adentrarse en las calles, en los barrios y observar, van aflorando esos seres tan especiales que son merecedores de publicaciones exclusivas por la riqueza espiritual y anecdótica de sus vidas que los diferencian de los demás. Otros, mediante significativas expresiones han logrado ganarse el cariño de la gente, todos ellos merecen nuestra atención y desde hoy sus vidas enriquecerán este espacio que saldrá al público todos los domingos.

Don José Magdaleno Guevara

El poeta que le escribe a la mujer, al llano y a la Patria.

Bautizó con agua del río Boconò recogida un viernes santo, al Presidente Hugo Rafael Chávez

El poeta Guevara. Así lo llaman todos... De humilde origen campesino, en cuyas venas circula la sangre venerable de nuestros antepasados y en su espíritu llanero brilla el fuego que acompaña a los nativos luchadores de estas tierras. Don José Magdaleno Guevara, ejemplar líder campesino, nació el 28 de febrero de 1918, en el municipio Sucre, Distrito Girardot del estado Cojedes, entre el límite de los estados Cojedes y Portuguesa. Estudió sólo hasta el primer grado en el ejército, pues, desde niño trabajó en las faenas del llano, después que salió de la milicia estudió por su cuenta, compraba libros y los aprendía. Su madre fue María Nicolasa Guevara y su padre Juan León Moreno. Felizmente casado durante 56 años con Juana Luque de Guevara con quien procreó un hijo, Manuel Guevara.

De Cojedes para Barinas. Muy joven, ante las inclemencias de la pobreza y no teniendo más que su fuerza de trabajo para sobrevivir, emigró para el estado Barinas en busca de nuevas oportunidades, donde trabajó como, becerrero, ordeñador, quesero, mayordomo, jalador de machete, agricultor, carpintero, amansador de bestia, militar, sirvió como ecónomo en el cuartel, fue arreador de ganado y de cochinos. Asimismo, ejerció como policía, comisario y prefecto. Desempeñó además los cargos de Presidente de la Junta Electoral, Presidente de la Junta Municipal, Recaudador de Rentas Municipales en Sabaneta, Presidente de Acción Social y Presidente del Tribunal Disciplinario. Fue miembro durante siete años de la Federación Campesina, alternando con dirigentes sindicales de experiencia e iniciándose en la ardua lucha por conseguir los beneficios sociales, el derecho a una vida justa y digna para todos los campesinos de la region. Participò como comisionado en tres Convenciones Nacionales Agrarias en las ciudades de Caracas, Valencia y Barquisimeto. En el año 1977 fue nombrado Alcalde del Municipio Rodríguez Domínguez (Veguita) del Distrito Alberto Arvelo Torrealba.

Trovador del camino. La soledad le permitió conocer el placer de escribir, así lo expresa el poeta Guevara quien inspirado en sus recuerdos le escribe a la mujer, al llano, a la patria y así mismo. Cómo queriendo perpetuar su vida a través de la palabra para que no lo olviden. Así es, como durante años ha sido admirado y reconocido por las mujeres, que al escuchar su cadenciosa voz en los cantos de arreo, lo asediaban clamando su nombre, ¡ahí viene joseito, ahí viene joseito! razón ésta que le permitió componer un poema titulado Cambio de mi nombre por causa de las mujeres.

Su gran pasión, los libros. En un antiguo baúl guarda algunos libros que lo han acompañado en su vida: Mar de Leva, Lucha de Clases, Derechos de la América del Sur y México, Ahora que Creo en Cristo, Venezuela Heroica, Moral y Cívica, Federación Campesina de Venezuela, entre otros.

Padrino del Presidente de la República. Recuerda con orgullo cuando bautizó al presidente con agua del río Boconò recogida un viernes santo por petición de su gran amigo el maestro Chávez y doña Elena Frías, quienes fueron a buscarlo a los Rastrojos en Sabaneta de Barinas. Cuando le echó el agua al niño en la frente, este arrugó las manos y él le dijo: hágase un hombre para que defienda a su Patria. Lamenta estar mal de salud, sino fuera así, está seguro que acompañaría al presidente como soldado. Conversó con Chávez en Santa Inés en el año 2006 y el mandatario lo presentó al pueblo diciendo: ¡este es mi padrino, este es mi padrino! y cuenta que oyó cuando el comandante encargó a sus asistentes para que planificaran un viaje a Miraflores y lo llevaran. Todavía espera con anhelo que le cumplan este sueño: visitar a su ahijado antes de partir de esta tierra, pues siente que su hora está muy cerca.

Hoy, a la edad de 91 años con el espiritu y la lucidez de un joven es coordinador de cultura de la Asociaciòn de la Tercera Edad del Barrio Altamira y luchando contra dolencias en las piernas, acompaña al grupo musical Cuerdas del Boconò por todas las comunidades. Nada recibiò ni pretendiò recibir a cambio, y vive pobremente en el callejòn San José de la Candelaria, con una pequeña pension que le regateò durante años a la burocracia .

Haciendo Memoria



La Carne se cotizó a dos Bolívares el Kilo en Barinas y Bolívar en 1946

En esa época el estado Barinas sufrió de gran carencia de carne de cerdo, dado a su continuo transporte fuera del mismo por los precios halagadores de otras plazas.

La Delegación Fiscal de la Comisión Nacional de Abastecimiento del estado Barinas, resolvió en 1946 fijar el precio máximo para la venta de carne y manteca de cerdo en Barinas y el Distrito Bolívar.

Los precios quedaron fijados de la siguiente manera: carne pura Bs. 2, 00 el Kg, carne con hueso Bs. 1,50 el Kg, costillita a Bs. 1,500 el Kg, chicharrones Bs. 1,50 el Kg y frito a Bs. 1,00 el Kg.

En relación a los precios de la manteca, los precios sugeridos eran: la lata de manteca de 17 Kg del productor al mayorista costaba Bs. 52,00, para el mayorista tenía un monto de Bs. 55,00 y para el detal tenía un costo de Bs. 3,50 el Kg.
Los exportadores de cerdos para otras plazas de la República, estaban obligados a solicitar a la Delegación, Jefaturas Civiles o Juntas Municipales respectivas, una guía de tránsito donde se hacía constar la cantidad de animales que transportarían, además tenían el deber de dejar para el consumo local el 25%, disposición que harían constar en la guía solicitada. Aquellos comerciantes que transportaban carne sin la correspondiente guía, se les decomisaba el producto.

En relación a los expendedores de carne quedaban obligados a colocar en un lugar visible, una pizarra demarcando los precios acordados en la resolución y, no podrían vender más de 2 kilos de carne a una sola persona, con excepción del hospital, cárcel pública y hoteles.

A los beneficiadores que eran los comerciantes en el ramo, se les estaba prohibido vender manteca sin la previa autorización de la oficina fiscal.
Para tales fines el fiscal local debía constatar la cantidad de artículo que producía cada cerdo beneficiado y el ciudadano Gobernador del Distrito Barinas pasaba todos los días una lista con los nombres de los pesadores y la cantidad de cerdos que beneficiaría cada uno. En el caso del Distrito Bolívar, el Gobernador del Distrito por medio de sus autoridades policiales constataba la cantidad de manteca producida en ese territorio, lo cual daba a vender bajo su autorización. Los infractores de esta Resolución Nº 26 del 31 de agosto de 1946 eran sancionados en conformidad con el Artículo 20 del Decreto Ejecutivo de fecha 15 de agosto de 1944.

Imágenes de la Iglesia San Nicolás de Bari Municipio Obispo

MONUMENTO HISTORICO NACIONAL


Arte Religioso




Docentes del Programa de Educación Patrimonial
























Talleres de Patrimonio Cultural dictados en el estado Barinas

Creación de la Coordinaciòn de Turismo y Patrimonio Cultural de la Zona Educativa

Este Programa de Formación Turìstica y Educaciòn Patrimonial fue creado en el año 2000 por la Licenciada Marinela Araque y fue presentado al Profesor Nelsón Sáncehez Jefe de la Zona Educativa para su aprobación, posteriormente fue respaldado por las Jefes de Zonas: Nancy Ángel, Aldazoro y Genadia Betancourt.

Trabajo realizado por la División de Cultura de la Zona Educativa conjuntamente con la Cordinaciòn de Turismo y Educaciòn Patrimonial coordinado por la Lcda Minerva González. Se formaron 800 docentes de la región contó con la colaboración de la TSU Johanna Peterson por la Corporación Barinesa de Turismo y el Profesor Carlos Briceño Coordinador de Patrimonio Cultural del Liceo Oleary.

Trabajo realizado desde el año 2002, además contò con el apoyo de todos los Coordinadores de Cultura de los Municipios Escolares, Alcaldes, Jefes de Municipios,Supervisores y trabajadores de la Cultura.

Este arduo trabajo permitió la realización del Ier Encuentro de Experiencias Significativas en Turismo Y Patrimonio Cultural.

Esta iniciativa motivó el surgimiento de propuestas, proyectos, fundaciones relacionadas con la temática y generó a su vez la apropiación de los temas en los contenidos curriculares.



Marinela Araque, autora del Programa de Educaciòn Patrimonial

Docentes del programa de formaciòn visitando la Iglesia de Obispo


Docentes en taller

Taller de Patrimonio Cultural








Minerva González Coordinadora de Turismo y Educaciòn Patrimonial ZEB

En tributo a Johanna Peterson : "Huellas del Pasado, Santa Bárbara municipio Ezequiel Zamora"


Johana Peterson, especialista en Turismo

Ayer 28 de enero de 2011, lamentablemente murió Johanna Peterson, joven que con su belleza engalana estas imágenes.

Johanna fue una incansable luchadora del turismo regional. Con ella recorrimos el estado Barinas para dar los talleres de turismo y patrimonio cultural. Minerva González y Carlos Briceño fueron compañeros de ruta y ademàs son pioneros también de este laborioso trabajo que todavía está dando fruto en las escuelas y comunidades.

Recuerdo que al finalizar los talleres Johanna nos deleitaba con su maravillosa VOZ.

Hoy queremos brindarte un tributo de respeto y admiración por tu trabajo desempeñado en la formación turística de los docentes y comunidades del estado Barinas.

Estas son pequeñas muestras de las riquezas arqueològicas que tiene nuestra regiòn, y como Johanna bien lo decìas: "en Barinas existe la necesiddad de crear verdaderas instituciones museìsticas para el resguardo de estos vestigios y ademàs para que se le utilidad pùblica por medio del turismo".

Y parafraseando la canciòn que te gustaba podemos recordarte siempre:

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me dio dos luceros que cuando los abro
Perfecto distingo lo negro del blanco
Y en el alto cielo su fondo estrellado
Y en las multitudes el hombre que yo amo.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado el sonido y el abedecedario
Con él las palabras que pienso y declaro
Madre amigo hermano y luz alumbrando,
La ruta del alma del que estoy amando.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la marcha de mis pies cansados
Con ellos anduve ciudades y charcos,
Playas y desiertos montañas y llanos
Y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me dio el corazón que agita su marco
Cuando miro el fruto del cerebro humano,
Cuando miro al bueno tan lejos del malo,
Cuando miro al fondo de tus ojos claros.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto,
Así yo distingo dicha de quebranto
Los dos materiales que forman mi canto
Y el canto de ustedes que es el mismo canto
Y el canto de todos que es mi propio canto.

Gracias a la vida
Gracias a la vida
Gracias a la vida
Gracias a la vida.

Violeta Parra








Campanas Iglesia de Santa Rita Municipio Alberto Arvelo Torrealba


Foto: Carlos Briceño


Foto: Carlos Briceño


Foto.Carlos Briceño

Imágenes Museo Arqueológico Zona Educativa





Cementerio El Carmen: un patrimonio histórico en agonía


Con más de 100 años de historia

Situado frente a uno de los laterales de la Iglesia El Carmen se encuentra un camposanto de nombre homónimo a este templo de Dios, creado aproximadamente en 1910. El Cementerio El Carmen alberga a los antecesores de la Barinas de hace un siglo atrás, insignes personalidades que con sus oficios, profesiones y desempeño en la sociedad barinesa de aquella época, protagonizaron parte de la historia que hoy realza la belleza de la región, allí se le dio cristiana sepultura a Febres Cordero, Pulido, Canales Tapia, Arvelo, Acosta Alvaray, entre otros.

Este patrimonio simbólico ayuda a entender quiénes fuimos y quienes somos, contribuye al proceso de fortalecimiento de una identidad colectiva, vinculando épocas pasadas e informando de las valiosas familias que contribuyeron con el desarrollo del estado, por otro lado, permite apreciar la diversidad de sepulturas y monumentos realizados por artesanos con experiencia en arte funerario.

El Cementerio Nuestra Señora del Carmen fue Declarado Patrimonio Histórico Cultural por la Cámara Municipal, según Acuerdo N° 44 en el 2003, reconociéndose también como Bien de Interés Cultural por el Instituto de Patrimonio Cultural (IPC) en el año 2005 y quedo registrado en el 1er Censo del Patrimonio Cultural Venezolano, por lo que reviste de una Providencia Administrativa que fija las medidas técnicas a las que deben ceñirse las autoridades municipales, así como las personas naturales y jurídicas para su salvaguarda.

La autora Amparo Chantada (1945), en sus estudios sobre lo urbano y la ciudad ha podido evidenciar, que en los inventarios inmobiliarios o en la valorización de los bienes materiales urbanos, no figuran nunca uno de los más tangibles: los cementerios. Pocos escritos de urbanismo mencionan estos espacios sagrados, desde el siglo XVIII siempre planificados en las afueras de las ciudades, dado que esto significó, la desvinculación de las ceremonias funerarias de la vida pública al hacerlas más privadas y permitió a los vivientes olvidarse de la muerte en la cotidianidad, por lo tanto para muchos, la muerte es un fenómeno que, en última instancia, enfrenta al ser humano a la idea de su trascendencia, y de allí radica la importancia que le atribuye toda sociedad.

Una Triste Imagen

El cementerio Nuestra Señora del Carmen funcionó hasta 1962 y no ha podido sacudirse durante varios años esa lastimera imagen que presenta, su acelerado deterioro y abandono, ponen en riesgo la conservación de tan valioso patrimonio cultural, urbano y social del municipio.

Este espacio ubicado en pleno centro de la ciudad de Barinas, con más de 100 años de historia, se ha visto afectado por administraciones apáticas, las cuales no han llevado a cabo un plan de gestión que permita recuperar sus instalaciones, contrario a lo que debiera de ser la imagen de un lugar declarado patrimonio cultural se observa tumbas saqueadas, basura, restos de animales, filtraciones, el acoso de innumerables indigentes y malhechores que merodean los alrededores acechando a sus futuras víctimas. Los gobiernos debieran al menos mantener el debido contacto con los familiares propietarios de algunos sepulcros que allí se encuentran en pésimo estado, pues ellos fueron y siguen siendo personajes que aun, en su ausencia física son inspiraciones para escribir, enseñar y preservar la historia de Barinas.


Sanciones de ley

Según el artículo 44 de la Ley de Protección del Patrimonio, todos los ciudadanos están obligados a una participación activa a favor de la defensa, rescate y conservación del patrimonio cultural de la República. Será penado con (2) a cuatro (4) años de prisión quién destruya, deteriore o dañe cualquier patrimonio. Contempla, además en el artículo 45, que será sancionado con la mitad de la pena anterior el que por imprudencia o negligencia, o impericia en su profesión, arte o industria; o por inobservancia de la Ley , ocasione algún daño a esos bienes.

Museo San Francisco de Asís, una huella de la Barinidad

36 años de tradición

El 4 de diciembre de 1973, la Profesora Liz Marisela Oria Ibarra da inicio a la recopilación de diferentes piezas significativas para la vida tradicional de los Barineses, logrando custodiar más de 30.000 objetos. De allí surge la idea de crear un museo a través de una asociación civil sin fines de lucro que permitiera darle vida a este ambicioso proyecto. Este deseo se formalizó el 20 de diciembre de 1984 cuando adquiere carácter jurídico con el nombre de Museo de Arte Colonial y Costumbrista San Francisco de Asís. En sus inicios las exhibiciones se realizaban en forma itinerante por todos los municipios.

En los años 80 y 84, en la sede del museo se organizaron actividades relacionadas con el costumbrismo, folklore arquitectura colonial, artes plásticas y políticas culturales, que fueron muy concurridas. Durante los años 1988 a 1990 la sede del museo sirvió de escenario para Conciertos con la Orquesta Típica de Barinas, Banda del Estado, María Teresa Chacín, Simón Díaz, Morella Muñoz, Magdalena Sánchez entre otros destacados artistas venezolanos. Asimismo en 1992, la institución participó en el 1er Encuentro de Museos de Occidente, obteniendo el reconocimiento de los demás museos participantes.

El 05 de marzo de 2007 , la colección del museo fue adquirida por la Alcaldía del Municipio Barinas a través del reciente fusionado Instituto Autónomo Municipal de Patrimonio y Acervo Cultural y pasa a denominarse Museo Costumbrista San Francisco de Asís. En la actualidad, la colección está bajo la custodia del nuevo Instituto Municipal de Cultura y Patrimonio.

Preservar la memoria histórica. Su objetivo central es, fomentar la importancia de preservar las raíces y costumbres de quienes nos antecedieron, motivado a que forman parte del gentilicio barinés. Potencialmente es un espacio para la investigación, consulta, visitas, esparcimiento y un vínculo para mantener el intercambio sociocultural con las comunidades.

Patrimonio Cultural de los barineses. La colección y sede del Museo San Francisco de Asís, fueron declaradas bienes de interés cultural mediante acto Nº 003/05, de fecha 20 de febrero 2005 por el Instituto de Patrimonio Cultural (IPC), categoría jurídica aplicada por el Instituto a todas aquellas manifestaciones culturales tangibles e intangibles, en virtud de su valor para la historia nacional o por ser exponentes excepcionales de nuestra cultura. La Cámara Municipal del Municipio Barinas en fecha 20-02-1990 designó al Museo Patrimonio Histórico Cultural Municipal, por considerarlo que el mismo ha contribuido al desarrollo cultural de nuestra región y en el 2003 fue declarada su sede según el Acuerdo N°44, esto motivado a que esta casa fue construida a principios de 1875 y allí nació uno de los más ilustres escritores venezolanos, el Dr. José León Tapia.

Protegidas por una Providencia. La colección y sede del museo, se encuentran protegidas por la Providencia Administrativa Nº 012/05 al haber sido registrados en el I Censo del Patrimonio Cultural Venezolano y publicados en el Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano. Esto significa que toda intervención que se le haga a la colección del Museo San Francisco de Asís y a su sede que pudieren afectar los valores que motivaron a su inclusión en el mismo, deberán ser previamente autorizadas por el Instituto de Patrimonio Cultural (IPC) con sede en la ciudad de Caracas.

Su colección. Las colecciones del museo están expuestas en cinco salas, en estas se pueden apreciar las figuras religiosas en el que resalta un Cristo de Vía Crucis que se cree que fue usado entre los años 1830 a 1850, trajes y objetos de personalidades de la vida nacional y local, entre las que se encuentran las de Magdalena Sánchez, El Carro de Palmarito, María Teresa Chacín, Don Luis Brito Arocha y el Dr. José León Tapia, los radios pico de los años de 1949 a 1964, televisores de 1945 a 1995, discos de acetatos de 33 y 45 evoluciones de los años l936 a 1996, bateas de madera, pilones, objetos usados en la faena llanera, los equipos e instrumentos quirúrgicos del antiguo Hospital Razetti, periódicos de 1913 a 1952. Entre las piezas se destacan un estoque toledano del siglo XVI, un mosquetón de la Guerra Federal y el primer transmisor que dio señal de radio en Barinas en 1955.
Reencuentro con la Barinidad. Pero más allá de la colección, los visitantes y turistas que transiten por el museo pueden degustar del mejor café de Barinas en la antigua cocina que está ambientada con plateras y utensilios de los años 1949 a 1960, este servicio es brindado cordialmente por los trabajadores del museo. Allí se respira la Barinidad, en un ambiente de paz y reencuentro con nuestra historia, es un lugar que se ha convertido en uno de los más visitados de la ciudad.

Cómo llegar .El museo está ubicado en la ciudad de Barinas en la Av. Medina Jiménez Nº 2-89 entre calles Pulido y Bolívar.

Centro de Cultura Alfredo Arvelo Larriva, en su peor momento

julio 30-07-2009

El Programa Aventuras en Vacaciones corre el peligro de no realizarse

En la Casa de la Cultura de Altamira de Cáceres ya no se realizan las actividades artísticas ni de formación en general. Esto, a causa de que no cuenta con recursos económicos o patrocinios para llevarlos a cabo.

La labor formativa que desarrolló el Centro Cultural Alfredo Arvelo Larriva durante casi cuatro décadas, hoy se ha visto interrumpida por falta de recursos para materializar los planes y proyectos de este año. En los actuales momentos la programación cultural planificada está suspendida, sólo está al servicio de la comunidad el Infocentro y la Biblioteca.

Juan García encargado de la biblioteca, señaló que el Instituto de Cultura del estado Barinas (IACEB) les solicitó la programación que iban a desarrollar durante el año 2009 y hace dos meses la entregaron, pero todavía no han recibido los aportes en lo que va de año.

” La conmemoración del aniversario del centro cultural y la celebración del Día del Niño Altamireño y el Programa Aventuras en Vacaciones corren el peligro de no realizarse”, indicó.

Añadió que la instalación se está deteriorando motivado a que no existe personal de mantenimiento, una vez a la semana ellos realizan la limpieza o cuando tienen el tiempo libre. Además hizo un llamado a los organismos competentes para que se aboquen con la mayor urgencia a resolver los problemas que vienen confrontando.

El Centro Cultural fue creado el 29 de agosto de 1971, sus fundadores fueron Héctor Enrique Briceño, Hugo Mendoza y Marcos Valero. Su nombre es Alfredo Arvelo Larriva en homenaje al poeta bariniteño. Nace como una respuesta a la ausencia de espacios culturales con el objetivo de incentivar y fomentar la actividad artística cultural en la comunidad. Durante años el centro cultural ha creado servicios y agrupaciones, se destacan la Biblioteca Augusto Ribas, el Grupo de Teatro Vaso Roto, Club Conservacionista y Deportivo Altamira, Gaiteros de Cáceres, Vocero Cultural Altamira 400 y el Grupo de Danza Cambuca.

Su actual Directiva asumió hace seis meses la fundación y está integrada por la presidenta Joanna Osuna, el coordinador Aníbal Vivas, el secretario de relaciones públicas Orquídea Martínez, la secretaria de finanzas Norelia Araujo y el bibliotecario Juan García.

Altamira de Cáceres, es una población que posee indiscutibles rasgos de identidad, en su arquitectura, en sus calles, en sus habitantes, en sus costumbres y manifestaciones artísticas. Una mirada gubernamental a este problema y una respuesta oportuna implicará resultados tangibles que beneficiará a toda la colectividad y fortalecerá el gentilicio barinés.