sábado, 15 de mayo de 2010

Las calles y avenidas de Barinas: su significado histórico (I)


Los nombres de próceres dominan la nomenclatura de la ciudad de Barinas. Escasas dedicadas a santos y algunas a ciudades. Pocas gozan de reconocimiento femenino. Muchas despreciadas por sus innumerables huecos y otras soportan el estridente ruido de una ciudad. Aunque permanecen estáticas, en cada una de ellas se entretejen historias de hombre, mujeres y lugares.

Las calles y avenidas de Barinas forman parte del conjunto de elementos que integran la imagen urbana de la ciudad y que perfilan el marco visual de sus habitantes. En ellas los barineses han transitado desde niños y guardan vivencias, recuerdos y emociones. Su importancia radica en que en estas se desarrollan múltiples actividades y manifestaciones culturales de la ciudad como: procesiones, fiestas, mercados, reuniones políticas, desfile, maratones, tertulias, encuentros amorosos, etc., todas estas prácticas han sido determinantes en definir el movimiento cotidiano de la ciudad y le ha proporcionado carácter; por lo tanto constituyen el patrimonio histórico de la ciudad.

En Barinas, existen muchas calles y avenidas con nombres con un alto contenido histórico que despierta la curiosidad de sus moradores y visitantes. Buena parte de esos nombres merecieron su denominación a la dinámica política, cultural y social de la época. De estas arterias, pocas han sido reconocidas y estudiadas, porque pareciera que no representaran un valor cultural para la gente, desde la Fundación Cultural Bahareque intentamos cambiar esta visión con la presente información.
Esta entrega, dado nuestro interés por abordar un estudio sensible de la ciudad, se va a ocupar de un aspecto de nuestra percepción histórica, como es el significado de calles y avenidas, siendo conscientes no obstante de que se trata de un estudio limitado, parcial y no exhaustivo dentro del complejo problema de la identidad de la ciudad contemporánea.

Calle Arismendi

Juan Bautista Arismendi, es el nombre dado a la primera calle de la ciudad, que comienza en el borde la ciudad y culmina en la zona baja de Barinas. Además, es la calle de Barinas más cercana al río Santo Domingo. Este ilustre personaje nace en La Asunción, Isla de Margarita, el 15 de marzo de 1775. Fue General en Jefe del Ejército de Venezuela en la Guerra de Independencia, acompañó a Bolívar en el combate de Clarines y Unaure ejerció la Vicepresidencia de la República en 1919. Un año después fue incluido en la Campaña de Carabobo y marchó con 400 hombres para unirse con José Francisco Bermúdez en Curiepe y hacerle frente a los realistas. Estuvo casado con Luisa Cáceres de Arismendi. Este bravo militar margariteño murió en Caracas el 22 de junio de 1841.

Calle Pulido

En honor a José Ignacio Pulido Briceño fue designada la segunda calle de la ciudad. Este prócer venezolano, nace en la ciudad de Barinas el 15 de febrero de 1832. Se desempeño como encargado de la Presidencia de la República entre 1870-1871 y 1873. Sus padres fueron José Ignacio Pulido de Pumar y María Chiquinquirá Briceño. Perteneció a las fuerzas federales a partir de la batalla de Santa Inés. Mantiene actividades de guerrilla en la región, despues de la derrota sufrida en Coplè. Dirige una expedición que Intenta invadir la cordillera merideña. Fue encarcelado y desterrado a Colombia. En 1862, regresa a Venezuela y se pone al mando del general Pedro Manuel Rojas en la toma de Guanare, así como en la pacificación de los llanos occidentales. Fue diputado por el estado Mérida, firma la Constitución de 1864. Se alza contra el gobierno del presidente Juan Crisóstomo Falcón, promoviendo desde Colombia, una invasión hacia Barinas, la cual es finalmente derrotada en 1866. Muere en Caracas el 16 de mayo de 1916.

Calle.- Bolívar

Pero caminar por la calle Bolívar con sus antiguas casonas, nos remontan a la antigua calle Real que también en un tiempo llevó el nombre del Comercio. Esta calle se denominó asi en honor al padre de la Patria Simón Bolívar.Algunos pobladores creen que el actual nombre de la calle Bolívar es dado, porque en una de sus esquinas existió un inmueble conocido como la Casa de lo Alto, donde pernotó EL Libertador en una de sus visitas a la ciudad.

En esta arteria, se destacaron algunas de sus esquinas como la de El Mortero, correspondiente al cruce de la avenida Medina Jiménez con la calle Real o Bolívar, designada así porque allí se reunían en tertulias cordiales personas de diversas edades para chismear, difamar o moler al prójimo. Esquina que con el tiempo llenó de pánico a sus pobladores que evitaban pasar por esta, para no caer en la despiadada actividad del mortero. En un extremo de esta calle, fue construido un pequeño puente que fue denominado Patria y Unión inaugurado el 28 de octubre de 1911 bajo el gobierno del Dr. Carlos Jiménez Rebolledo y al que se le conocía también como el de las Benítez. En la actualidad conserva el mismo nombre.

En este camino también se edificó la colonial iglesia del Carmen, (en la actualidad no existen vestigios de su existencia). En el año 1930, el presidente del estado Zamora, General Sálvanos de Jesús Uzcategui mandó a construir kilómetro y medio de perro de tierra apisonada que fue denominada EL Terraplén, que finalizaba en las rejas de Torunos, asimismo fue construida la plaza Páez que la realizo el general Ismael Arellano en los años 1924 – 1927 de su gestión como gobernador del estado Zamora, en honor al héroe de las Queseras José Antonio Páez y de su esposa Doña Dominga Ortiz de Páez.

Avenida.- Medina Jiménez
La vieja calle de Los Mercaderes que según Tosta (1968) corresponda a la avenida Medina Jiménez denominada así en homenaje al insigne médico caraqueño Rafael Medina Jiménez que durante largo tiempo ejerció su labor profesional en esta ciudad, esta arteria fue conocida también como La Rehabilitación durante la administración de Juan Vicente Gómez. Cabe mencionar que a esta vía también se le llamaba calle del Colegio Bolívar, pues en su extremo este funcionó la sede de este plantel que estaba destinado a la educación secundaria de los jóvenes de esta ciudad .Una de sus esquinas era conocida como Baldón, allí tenía dos hermosas casas don José Ignacio del Pumar. Esta calle descansa en la última calle de Barinas, la Arismendi.

Avenida.- Garguera
Una de las arterias más emblemáticas y significativas de Barinas, es la avenida Estefanía Garguera, nombre dado por el jefe civil del municipio Domingo Antonio Villamediana en honor a esta heroína de la Independencia Venezolana, quien despues de que fue saqueado y destruido su hogar en Carora estado Lara por los soldados de Monteverde, partió al lado de su padre, y tomó la decisión de cortarse su agraciada cabellera rubia, cambiar de nombre y vestuario. Se le apodó con el nombre el inglesito, por su aspecto físico parecido a este tipo de inmigrante, pero se hizo llamar Víctor Romber. Combatió como un hombre al frente de un buen grupo de lanceros, a favor de la gesta emancipadora. Contrajo nupcias con un general participante de la gesta independentista, aunque se dice que fue excelente madre, nunca se apartó de la vida política y de la lucha; lo demostró en la participación que tuvo en la fuga del General Ezequiel Zamora de la cárcel de Maracay.

Avenida Briceño Mèndez
La avenida que pasa frente a la iglesia Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza es la Briceño Mèndez, que nace en la avenida Arismendi y converge en la avenida Agustín Codazzi. Su nombre se origina en el tributo hecho al barines General Pedro Briceño Mèndez, quien nació en esta ciudad en 1794, hizo estudios de filosofía y leyes en Mérida y Caracas junto Bolívar, a quien admiró. Consagró su vida en defensa de la libertas de Venezuela desde 1810. Fue secretario de Guerra y miembro del Congreso de Cúcuta en 1824. Se casó con una sobrina del Libertador Benigna Palacios y muere en Curazao en 1836. En esta calle se encuentran gran parte del comercio de Barinas.

Las calles y avenidas de Barinas: su significado histórico (II)




A partir del año 1962, fue más fácil encontrar las direcciones de la ciudad de Barinas. En esa época, las calles principales de Barinas según la nomenclatura usada, estaban identificadas por números y nombres, tradición que aún se conserva en la actualidad.


En un momento en que la ciudad está subyugada por el avasallante condicionamiento comercial y de consumo injustificado, es difícil encontrar una simbología proyectada hacia la identidad, de modo que transitamos por las calles y avenidas de Barinas indiferentemente, sin que sus nombres promuevan una auténtica relación entre la ciudad, su historia y su pobladores.

Así desde nuestro punto de vista, la ciudad pierde progresivamente su identidad y especificidad. El problema actual a la falta de atención a los elementos identificatorios de la ciudad, es especialmente claro en relación al desconocimiento del nombre y significado de las arterias que le dan forma a la ciudad de Barinas, aunado a la ausencia de una correcta señalización de las vìas.

Lo sorprendente de esto, es darse cuenta que muchos ignoramos el origen de conocidas calles y avenidas; me atrevo a decir, incluso no sabemos ni de aquellas en que vivimos; hasta a pesar de llevar años allí. Por ello realicé esta segunda entrega, muy sencilla de aquellos honrados y olvidados personajes, que nombramos casi a diario, pero que no recordamos quiénes eran, además de los acontecimientos históricos vividos en la ciudad en épocas determinadas y casi contenidas en el olvido.

Y es así que en el año 1962, el Consejo Municipal consideró que debido al acelerado crecimiento de la ciudad de Barinas se hacía indispensable una moderna nomenclatura que impidiera los riesgos e inconvenientes del tránsito y tráfico urbano desordenado por la intromisión de sus calles y avenidas, empleando el sistema métrico decimal, y por tradición histórica se conservarían los nombres de los ilustres y de los héroes que para la fecha se habían distinguido. Por estas razones, se instalaron en los frentes de todos los inmuebles, una placa contentiva al número que en orden le correspondía a la avenida o calle, cada placa tuvo un precio de 7 bolívares. En la actualidad, esta nomenclatura se mantiene en algunas calles.

Avenida Agustín Codazzi
La avenida Agustín Codazzi, fue decretada el 06 de julio en 1961 por el Consejo Municipal y debe su nombre al geógrafo italiano de indiscutible mérito que dio a Barinas al par del rendimiento de su obra el concurso de su extraordinaria personalidad como político y como hombre preocupado por el mejor destino de este pueblo, además fue gobernador de Barinas en el período 1846-1847, como también a la” laboriosa Colonia Italiana parte activa hoy, al igual que ayer en el progreso de Barinas”. Esta avenida se prolonga hasta la carretera que lleva a Torunos.

Avenida Andrés Varela
El 4 de diciembre de 1962 se cumplieron dos siglos del traslado de la ciudad de Barinas al sitio que ocupa, esta fecha de tanto valor histórico se hizo oportuna para que la Cámara Municipal brindara un sincero reconocimiento a la memoria del fundador de esta ciudad Capitán Andrés Varela denominando a partir de esta fecha a la Avenida Andrés Varela, conocida anteriormente como Avenida Stadium.

Avenida Bicentenario
El gobernador Luciano Valero en el año 1962, inaugura la avenida Bicentenario, su nombre conmemora un significativo hecho histórico: los dos siglos de la Real Cédula expedida por Carlos III el 4 de diciembre de 1792 para confirmar el traslado de la ciudad de Barinas hasta su asiento actual.

Avenida Elías Cordero Uzcátegui
La avenida construida en el área comprendida entre la 23 de Enero y el Liceo Alberto Arvelo Torrealba, se encuentra la Avenida “Bachiller Elías Cordero Uzcátegui”, denominada así el 12 de enero de 1972 para honrar la memoria de uno de sus ilustres hijos, educador de relevante mérito, que ofrendó lo mejor de su vida a la enseñanza de la juventud barinesa. En una lateral de la avenida se encuentra ubicado uno de las emblemáticas instituciones educativas, la Escuela Básica 24 de Junio. También es reconocida como la arteria donde se encuentran algunos negocios de venta de repuesto automotor y se encuentra allí las reconocidas paradas de transporte urbano que lleva hacia el terminal de pasajero.

Avenida Dominga Ortiz de Páez
El 17 de marzo de 1973, el Ejecutivo Regional en un Programa de Vialidad Interna construyó la prolongación de la Avenida Andrés Varela, como una obra de embellecimiento y de desarrollo de la ciudad y designó a este sector como Dominga Ortiz de Páez, quien fue abnegada esposa y sacrificada compañera del general José Antonio Páez.

Avenida Andrés Bello
El 29 de noviembre de 1981, se celebró el Bicentenario del Natalicio del Insigne Humanista venezolano Don Andrés Bello, quien fuera filólogo, historiador, filósofo, americanista, constituyendo una de las figuras más brillantes de América por tal motivo la municipalidad acordó denominar avenida Andrés Bello la avenida principal de la Urbanización Alto Barinas desde el cruce con la avenida Los Andes hasta el final.

Avenida Marques del Pumar
El Consejo Municipal de Barinas, designó una avenida con el nombre de Marques del Pumar, pero cuenta Ruiz Guevara en su libro Los Arañazos del Tiempo (2005), que jamás existió un personaje en la ciudad con este título, pues el que vivió fue don José Ignacio del Pumar, Marqués de las Riberas de Boconò y Masparro, por la gracia del Rey y que en la corporación municipal confundieron indebidamente su apellido con el título nobiliario que le otorgara la Colonia española, y por esta razón es que la avenida Marques del Pumar es mal llamada así, pese a estas consideraciones, la avenida aún conserva su nombre original, aunque debiera llamarse Marques de Boconò.