sábado, 28 de agosto de 2010

La obra se inició el 8 de marzo del 2006 y hasta la fecha no ha sido concluida

En que consistió la conservación y rehabilitación del Palacio del Marqués del Pumar




La obra lleva paralizada por más de cuatro años. Los barineses, y todos los que amamos a esta tierra, sentimos tristeza, indignación y vergüenza por tanto abandono, indolencia, incapacidad y destrucción.

¿Esperaremos que se caiga el Palacio del Marqués? ¿Estará justificado el costo de los 2.856.343. 821, 36 Bs. para su intervención? ¿En que fase quedó la obra? ¿Dónde y en que estado se encuentran los bienes culturales muebles que poseía esta edificación? ¿Porqué las autoridades municipales ni regionales sean preocupado por resolver tantas incógnitas en torno a este caso y el palacio aún permanece cerrado? ¿Qué ha dicho y que actuaciones ha cometido la oposición en relación a este tema?


Estas y otras interrogantes nos planteamos algunos ciudadanos y ciudadanas.


Hagamos memoria. Sostiene la historia que este vestuso inmueble data de 1774 y en este lugar vivió el Marqués Don José Ignacio del Pumar. Casa colonial que fue incendiada por las tropas realistas al mando de Puy en el año 1814. Allí dieron sus vidas hombres valerosos que defendían la ciudad. Fue rehabilitada en la gestión del General Carlos Jordán Falcón Presidente del Estado Zamora en el lapso comprendido entre los años 1936 a 1939 y en el año 1955 por órdenes del gobernante Luis García Monzant, fue ampliado conservándose las características arquitectónicas originales.


Cincuenta y cinco años despues de la ampliación. El 21 de febrero del 2006 la Alcadía del Municipio Barinas a través de la Dirección de Ingeniería y Desarrollo Urbanístico firma un contrato con la empresa constructora CAPATA CA (otorgada la Buena Pro en la Resolución Nº 109/2006), para desarrollar la obra conservación y rehabilitación del Palacio del Marqués del Pumar (Convenio Alcaldía- Fides) por un monto de Dos mil ochocientos cincuenta y seis millones trescientos cuarenta y tres mil ochocientos veintiún Bolívares con 36 céntimos (2.856.343.821,36 Bs), según el contrato Nº 001/2006 de fecha 21-02-2006 y bajo la partida 11.01.54.4.04.02.01.00 FI -002-11.01.54.4.03.18.01.00. La duración del contrato era por cinco meses (08/03/2006 hasta 08/08/2006). Este monto era el resultado de multiplicar las cantidades de obras indicadas en el presupuesto por los precios unitarios correspondientes y el cual sería pagado por el Municipio a la contratista conforme a las valuaciones de obras ejecutadas y aprobadas previamente por el Ingeniero inspector designado por el municipio. Dichas valuaciones deberían presentarse mediante informes periódicos de la obra y su monto en bolívares, así como las justificaciones que fueran requeridas y debidamente aceptadas por el municipio. Como anticipo la empresa contratista recibió Bs Un mil cuatrocientos veintiocho millones ciento sesenta y un mil novecientos diez bolívares con 68 céntimos (1.428.171.910,68 Bs.) equivalente al 50% del monto del contrato y garantizado por una fianza con un monto equivalente.


Acciones a realizar por CAPATA CA. Según el presupuesto presentado por la empresa (03-01-2006, 1/10 páginas) esta se comprometía a realizar 129 operaciones entre las que se destacan: Movimiento de tierras, fundaciones, techo, estructura, cerramiento y fumigación del techo, demolición de frisos interiores y exteriores , enlucidos de paredes y de elementos prefabricados (balaustre, cornisa). Asimismo, demolición de cerámicas en paredes, construcción de paredes y muros. Reconstrucción de arco, cornisa, reparación de zócalo, repisa, restauración del escudo. Remoción de baldosas de cerámica y cemento. Además de los revestimientos de los pisos, pintura en paredes y muros. Igualmente la pintura en madera para las puertas, ventanas, barandas y rejas. Restauración de ventanas de madera y puertas con cerraduras incluidas. A la par de las instalaciones sanitarias, de las eléctricas, el sistema contraincendios, aires acondicionados y la colocación de los puertos de teléfonos y tv.

Prórroga de inicio. El 21 de febrero del 2006 el representante de la empresa solicita en forma oficial a la Alcaldía una prorroga de inicio a partir del 21-2-2006 hasta el 08 de marzo del mismo año, motivado a retardo por parte de la aseguradora en la tramitación de la fianza correspondiente.

Apenas comenzó la obra, se paralizaron los trabajos. El 12 de marzo del 2006 la empresa CAPATA CA., solicita un permiso de paralización de la obra a partir del 15 de marzo del mismo año y por un lapso de tres meses a la División de Ingeniería y Desarrollo Urbano de la Alcaldía del Municipio Barinas. Los argumentos de la empresa eran: “el retraso por parte de los diferentes entes que allí laboran, en desocupar dichas instalaciones y a petición de ellos los trabajos que se ejecutan actualmente (demoliciones, repercuten en el buen desenvolvimiento de sus labores, aunado a esto la habilitación de sedes para su posterior reubicación.” En un Acta de fecha 15/3/2006 emanado por la Alcadía se certifica la paralización de los trabajos de la obra por un lapso de 90 días.

Reinicio de la obra. El día 12 de junio del 2006 en Acta emitida por la Alcaldía se certifica el reinicio de los trabajos de la obra.

Valuaciones. Los resultados de la primera valuación de la obra realizada por el Ing. Luis Bracho fueron comprendidos en el lapso del 08/03/06 hasta el 08/04/06 (aunque no entendemos la relación de esta fecha ya que la obra fue paralizada el 15 de marzo). Las actividades realizadas según el control perceptivo fueron: carga y transporte del material proveniente de las excavaciones, remoción del cielo raso, cumbreras en techo, manto asfáltico, repicado y reacondicionamiento en cubierta de techo, demolición de frisos. Demolición con recuperación de tabiquerías, demolición de cerámica en paredes. Limpieza en muros, demolición de pisos de concreto, remoción de baldosas de arcillas y de cemento. Demolición de rodapié, repicado y reacondicionamiento de superficie para construcción de bases de pavimento, revisión de puntos de aguas negras, remoción de piezas sanitarias, tuberías, cables, tomas y luminarias. (Estado de la obra ejecutada: 7.18% ). Esta empresa fue contratada por cinco meses para la inspección de la obra ( resolución Nº 300/2006), bajo la figura de Inversiones Lubrach por un monto de 27.922.277,24 Bs. Recibió 13.961.113,67 Bs (según recibo de fecha 25-09-2006) pago de valuación- anticipo, 50% del contrato de inspección Nº 001/2006 de fecha 15-06-2006. El contrato incluía elaboración y entrega de reportes de mediciones y de actividades ejecutadas, además de los informes mensuales y finales. El informe presentado por esta empresa durante el período 12/06/06 hasta 12/07/2006 con fecha del 20 de septiembre 2006, destaca: “que el 15-03-06 se paralizó la obra lo cual permitiría a los entes que laboraban allí buscar sedes para funcionar y el 12 de junio se reiniciaron las labores, con un rendimiento bajo por motivo de retraso en las definiciones del proyecto en cuanto a la parte eléctrica y/o sanitaria y la ubicación de aires acondicionados. Asimismo se señala que se ejecutaron varias partidas (remociones de cielo raso, cumbreras, tirantes, soleras y manto asfaltico) todo esto en estructura de techo. Asimismo según el informe se removieron baldosas de arcillas y de cemento, tuberías, laminarias, piezas sanitarias y se ejecutó la demolición de frisos en el interior de las paredes, pisos de concreto, rodapiés, conjuntamente se utilizaron carga y transporte de material”. En el gráfico que presenta inversiones Lubrach para la fecha antes señalada (20/09/2006), la obra ejecutada acumulada estaba ubicada en menos del 20%.

No sabemos si las empresas cobraron la totalidad de la obra, aunque presumimos que no, porque la misma quedó totalmente inconclusa. De no ser correcta esta premisa, desde esta tribuna solicitamos a los organismos competentes realice las averiguaciones competentes para este caso.
Esta historia no concluida, es una pequeña parte de los misterios recientes que envuelven al Palacio del Marqués del Pumar y que tienen que ver directamente con la mediocridad de algunos hombres.
En este artículo no se señalan culpables, porque no es nuestro designio imputar, sino reflexionar a viva voz del estado actual de algunas cosas que nos afectan directamente como barineses y venezolanos.


Lo demás actuaciones quedaran a criterio de cada conciencia y de la voluntad política de nuestros gobernantes.