martes, 15 de noviembre de 2011

NAPOLEÓN SEBASTIÁN ARTEAGA


 Un barines del Siglo XIX
Fiel  Soldado de la  Democracia

Nace en Barinas en 1805. Sus padres fueron Francisco de Paula Arteaga, funcionario de la Corona y doña Josefa Lucía del Pumar y Callejo, hija de don Ignacio del Pumar, Marqués de Boconó.

Casado dos veces, su primera esposa, de origen francés se llamaba Cruz Garcen. De esa unión nacieron José Francisco y Belén. Al enviudar contrajo matrimonio con Antonia Sorén, también de origen francés, de esta unión nacieron Alberto, Amelia Antonia y Tulia Rosa.

Desarrolló el periodismo mediante el impreso El Rayo, instrumento comunicacional que utilizó a mediados de 1846 y tenía como fin luchar en la Provincia de Barina, durante el año eleccionario, a favor de la candidatura de Antonio Leocadio Guzmán para la Presidencia de la República.

Utilizó la columna del Rayo con el lema Libertad o muerte y allí se propuso a abordar a cuantos se oponían a sus ideales. Específicamente contra la oligarquía conservadora que entonces ejercía el poder, a la persona del General Páez Jefe del Conservador, y al Coronel Agustín Codazzi, Gobernador de la Provincia de Barinas. Desde el impreso El Rayo, lanzó una campaña contra ambos personajes, acusándolos de haber violado la Constitución y las leyes de la República.

Para 1846, Barinas estaba convertida en una provincia influida por ideas liberales y Napoleón Sebastián Arteaga había contribuido a fomentarla. El gobernador Codazzi ordenó que se le siguiera a Napoleón, acusándolo de conspirador ante un tribunal del primer circuito. El propio Codazzi libró auto de prisión contra Napoleón Arteaga el 4 de agosto de 1846, a quien las elecciones de ese año le harían representante de la Provincia de Barinas al Congreso de la república. Arteaga no pudo ser detenido, a pesar de las requisitorias libradas por la Gobernación y los tribunales.

Napoleón Sebastián Arteaga, escapó de Barinas y esperaba en la ciudad de Caracas a que el Congreso se reuniera en enero de 1847. Pero, es arrestado  y enviado a Barinas antes de iniciarse las sesiones parlamentarias para ser juzgado. El Dr. Ramón Delgado, Juez de Primera Instancia, dictó una sentencia absolutoria, por cuanto las pruebas examinadas, no resultaron condenatorias.

 El Coronel Agustín Codazzi, Gobernador de la Provincia para la época, estaba rodeado de liberales por todas partes, convirtiéndose esta situación difícil y peligrosa para el gobernador. En pleno proceso electoral Codazzi fue objeto de un asesinato. En el año 1847 cuando arriba José Tadeo Monagas a la Presidencia de la República, Codazzi fue considerado “sospechoso para el gobierno”, estas circunstancias lo llevaron a renunciar a la gobernación y las amenazas de una guerra civil lo impulsaron a abandonar a Barinas.
Napoleón Arteaga es nombrado Gobernador interino de la Provincia y prestó juramento de ley ante el Presidente Monagas. El 8 de noviembre de 1848, Merced Vicente Tapia, actuando como Presidente de la Diputación Provincial de Barinas, envió al Secretario en los Despachos de Interior y Justica la terna para Gobernador de la Provincia de Barinas, Integraban la lista Napoleón Sebastián Arteaga y los Generales José Gregorio Monagas y José Cornelio Muñoz. Previo el voto Consultivo del Consejo de Gobierno. Arteaga fue nombrado Gobernador.

Desde el año 1848 fue Gobernador de la Provincia de Barinas, en octubre del 49 fue suspendido de su cargo por haber desaprobado públicamente los términos del tratado que realizó en Campo Monagas, entre el General Laurencio Silva, en representación del gobierno, y el General José Antonio Páez, que se habían levantado en armas contra las autoridades establecidas.

El gobernador Arteaga no estaba de acuerdo con la conducta observada por el General Silva, esto le llevó a solicitar fuertes sanciones para Páez y sus seguidores. En un impreso titulado Barinas a la Nación, apareció una nota firmada por Arteaga, donde manifestaba públicamente su molestia ante el referido tratado. Esta conducta llamó la atención del Poder Ejecutivo, por según ellos estaban escritos de una manera que podía producir turbación y alteración del orden público y sólo les competía al Gobierno Supremo sancionar la conducta de Páez y Silva y no al Gobernador Arteaga. Aunado a esto se le acusaba de ser uno de los jefes de una conspiración contra el gobierno, asimismo se le acusa de violar las correspondencias privadas y de no entregar las cartas a los dueños. Asimismo, se le atribuía el disponer de un considerable número de reses de la provincia de Barinas.

Es por esto que lo suspenden de sus funciones y lo ponen a la orden de la Corte Superior del Distrito Judicial, para  que fuese sometido a juicio tal como estaba previsto en las leyes.

El tribunal se manifestó contra el barinés Arteaga y el 2 de diciembre de 1850, decretó la prisión. Pero el Licenciado Fermín Medina, Fiscal de la Corte de Justicia del Segundo Distrito del Centro, en veredicto de 11 de junio de 1851, declaró que el expediente no ameritaba el sometimiento a juicio del Gobernador Napoleón Sebastián Arteaga, los documentos y los testimonios de muchos ciudadanos echaron por tierra todas las acusaciones.

En septiembre de 1851, Napoleón Sebastián Arteaga es restituido por el presidente José Gregorio Monagas como Gobernador de la Provincia de Barinas.

Los aportes de Arteaga para el desarrollo de la Provincia fueron evidentes. Luchó para que se estableciera en la ciudad un colegio de secundaria conocido como el Colegio de Bolívar, que fue inaugurado el 24 de febrero de 1852 .

Al cumplir con su cargo de gobernador, se comprometió en actividades revolucionarias. Cuando estalló la Guerra Federal estaba desterrado en la Isla de San Thomas, luego pasó a Curazao donde se encontraba Zamora. Al conocer el levantamiento en la ciudad de Coro, regresa a Venezuela en calidad de agente para solicitar elementos de guerra. Ante la proximidad de las fuerzas del gobierno huye hacia Paraguaná donde cayó prisionero.

En 1843 ocupa la presidencia del Estado Zamora. Estando de Gobernador estuvo en desacuerdo con las cláusulas del Tratado de Coche que puso fin a la Guerra Federal. Cayó como gobernador mediante una reacción popular y fue sustituido por el General Julián Sosa.

Por decreto el 8 de abril de 1864, la Asamblea nacional Constituyente le otorga el título de Fiel Soldado de la Democracia.

A Napoleón Sebastián Arteaga se le reconoce como el barinés que erigió por primera vez un busto a Bolívar en la ciudad de Barinas colocándolo al frente de su casa.

Murió en la ciudad de Valencia, en 1885, a la edad de 80 años.

Marinela Araque Rivero

Fuente consultada:
Tosta Virgilio. Galería de ilustres barineses. Colección Centenario 3. Caracas 1990. 650 págs. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario